Vata dosha: aire + espacio


¿Eres una persona imaginativa, entusiasta y llena de energía? ¿Se te da bien la música, la danza, escribir, y todo lo creativo? ¿Te encanta viajar, proponer nuevas ideas y pensar de manera innovadora? Entonces es probable que tu dosha sea Vata. ¿Y esto qué significa? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!




Vata es como el viento. Está compuesto de aire y espacio, por lo que representa movimiento, cambio, velocidad e inestabilidad.


Es frío, rápido, delgado, áspero, móvil, inestable, seco, ligero, ágil y expansivo. Es por ello que Vata es el dosha que rige la estación de otoño, ya que comparte sus mismas características.


Se encarga del movimiento del cuerpo, con funciones como la circulación sanguínea, la respiración, la eliminación o el sistema nervioso, y se sitúa en el colon, los huesos y la cabeza.

Físicamente, las personas Vata son delgadas, con extremidades largas, huesos delicados y articulaciones que crujen a menudo. Tienen la piel y el cabello secos, con uñas quebradizas y encías finas.


Suelen ser o muy bajos o muy altos, como una modelo o una bailarina, y su apetito es completamente irregular (a veces tienen mucha hambre y otras nada). A los Vata les encanta el movimiento y el ejercicio, pero pueden pasar largos períodos sin hacer deporte por estar demasiado ocupados con otras cosas.


Cuando están en equilibrio, las personas Vata son extremadamente creativas. Les encanta pensar de manera innovadora y proponer nuevas ideas. Les gusta la estimulación mental y se aburren con facilidad, por eso necesitan cambio constante y saltan de una cosa a otra (de ahí lo de tener cien pestañas abiertas en el ordenador).


A los Vata les encanta hablar y comunicarse, así que son buenos oradores, comunicadores, escritores, músicos, artistas, pintores, chefs, bailarines, blogueros de viajes, filósofos o psicólogos.

Suelen ser personas muy espirituales, y están más conectados con sus chakras superiores (como el de la garganta, el tercer ojo y el corona).



A los Vata les encantan los comienzos , y siempre llevan varias ideas y proyectos al mismo tiempo. Sin embargo, a menudo se aburren o se abruman antes de completarlos. Por tanto, deben decantarse por una cosa y no cambiar a la siguiente hasta completar la primera tarea.

Tienen mucha energía, pero va y viene según el momento. También tienden a exigirse demasiado y cansarse en exceso, lo que les lleva al agotamiento y la fatiga.

Es el dosha que más necesita el sueño de calidad, la meditación y el descanso, aunque para los Vata es muy difícil quedarse quieto y calmar los pensamientos.

Cuando no están en equilibrio, son propensos a pensar demasiado, a preocuparse en exceso, al caos, a la ansiedad, a la inquietud, al insomnio, al miedo, a la falta de concentración, a sentirse abrumados y a culparse a sí mismos por todos sus problemas.


Físicamente, esto puede manifestarse en estreñimiento, hinchazón, gases, problemas digestivos, exceso de sed, sequedad, fatiga, pérdida de apetito, pérdida de peso, hormigueo, palpitaciones, calambres musculares, huesos frágiles, artritis, dolor en las articulaciones, caries y problemas pulmonares.

De los tres doshas, Vata es el que tiende a desequilibrarse más fácilmente. Así, aunque no sea tu dosha principal, para mantenerlo a raya consume comida caliente y casera, descansa lo suficiente y practica algún tipo de relajación o meditación.

Si quieres conocer más técnicas para equilibrar Vata, asegúrate de leer este post. Y para aprender a apaciguar este dosha a través de la comida, consulta mi lista de Alimentos para Equilibrar Vata, que incluye además mis recetas favoritas para otoño.

¿Te sientes identificado/a? ¡Haz mi test de Ayurveda para averiguar qué porcentaje de Vata dosha tienes!

Sígueme en Instagram

  • Blanco Icono de Instagram

Únete al movimiento

#vidatula

No te quedes atrás

Suscríbete a mi newsletter para recibir contenido exclusivo

© 2020 Belem García  |  Todos los  derechos reservados  |  Términos y Condiciones