Pudding de chía fácil


Un desayuno sano y delicioso que se prepara en menos de 5 minutos. Este pudding de chía fácil mantendrá tus niveles de hambre bajos y tu energía alta. Vegano y bajo en carbohidratos, también se puede preparar la noche anterior y comerlo por la mañana. ¡Añade tus toppings favoritos y listo para empezar el día!



Hay gente que no tiene problema en saltarse el desayuno, o que se toma un café y aguanta perfectamente hasta el medio día. Bueno, pues yo no soy una de esas.

Después de mi rutina mañanera y mi práctica activa de yoga necesito un desayuno que me quite el hambre, y que me mantenga saciada hasta la hora de la comida.

Este pudding de chía es uno de mis desayunos preferidos en mañanas ajetreadas. Además, se transporta bien, por lo que es perfecto como tentempié para llevar.


Normalmente lo preparo la noche anterior, así cuando me levanto solo tengo que sacarlo de la nevera y añadirle los toppings. Otra opción es hacer más cantidad y guardarlo refrigerado en un bote de cristal. Aguanta hasta una semana, y lo tendrás listo cada vez que lo necesites.

Las semillas de chía son una de las mejores fuentes vegetales de ácidos grasos Omega-3. También contienen fibra, proteína, calcio, fósforo y zinc.


Según la  Harvard T.H. Chan School of Public Health, “Dos cucharadas de semillas de chía (28g) contienen unas 140 calorías, 4 gramos de proteína, 11 gramos de fibra, 7 gramos de ácidos grasos insaturados, el 18% de la CDR de calcio, y trazas de minerales como zinc y cobre (…). Las semillas de chía son una proteína completa, que contiene los nueve aminoácidos esenciales que no pueden ser fabricados por el cuerpo”.

Todos estos beneficios hacen de estas pequeñas semillas un poderoso super alimento, que ayuda a reducir el apetito, controlar el peso, bajar los triglicéridos y mejorar los niveles de azúcar en sangre en casos de diabetes tipo 2.


En esta receta he usado leche de almendra sin azúcar, pero sirve cualquiera (láctea o vegetal). Si prefieres un pudding de chía más denso puedes sustituir la leche por yogur o leche de coco de lata, lo que le dará una textura más cremosa.


Como toppings esta vez me he decantado por fresas y nibs de cacao, pero también podrías ponerle nueces o cualquier fruta que te guste. Algunos de mis preferidos son las chips de coco, granola sin azúcar, e incluso Nutella saludable o salsa de caramelo vegana, si quiero darme un capricho.

¿Quieres más ideas para tus desayunos? Te sugiero que pruebes:


Si te gusta esta receta tanto como a mí, por favor, ¡házmelo saber en los comentarios! Pruébala, compártela y publica una foto en Instagram, etiquetándome como @iambelemgarcia y con el hashtag #VidaTula. ¡Me encantaría ver el resultado!



Pudding de chía fácil


Ingredientes


(1 ración)


1 T de leche (yo usé de almendra sin azúcar)

4 Cdas de semillas de chía

1/4 cdta de extracto de vainilla


Pizca de canela


Opcional: el endulzante que prefieras, al gusto, como , to taste, como miel, sirope de arce, eritritol, etc.

Tus toppings favoritos (yo usé fresas y nibs de cacao)



Preparación


  1. En un bote de cristal mezcla todo los ingredientes (excepto los toppings). Déjalo reposar 5 minutos y remueve, asegurándote de que no quedan grumos y el pudding espesa por igual.

  2. Cierra la tapa, agítalo bien y guárdalo en la nevera durante al menos una hora. También puedes dejarlo toda la noche.

  3. Cuando lo vayas a servir, remueve la mezcla una vez más. Tiene que estar espeso y cremoso (si no, añade 1 Cda más de semillas de chía y deja que repose unos 30 min).

  4. Añade tus toppings preferidos y, ¡a disfrutar!

Sígueme en Instagram

  • Blanco Icono de Instagram

Únete al movimiento

#vidatula

No te quedes atrás

Suscríbete a mi newsletter para recibir contenido exclusivo

© 2020 Belem García  |  Todos los  derechos reservados  |  Términos y Condiciones