Ensalada de calabaza asada


Una ensalada estilo Ayurveda, tibia y ligera. Combina el dulzor de la calabaza asada con el frescor detox de la rúcula, mientras que el aliño de mostaza ayuda a la digestión. Perfecta como primero o cena ligera, es una manera de comer ensalada sin sobrecargar a nuestro sistema digestivo.




Me encanta llegar a casa por la noche y comerme una ensalada gigante. Solo mezclar unos cuantos ingredientes en un bowl y alegrarlos con un aliño vibrante.


En serio, para mí no hay mejor comfort food, sobre todo en verano. Sin embargo, mi delicado sistema digestivo no me permite comer grandes cantidades de verduras crudas.


Por la noche, nuestra digestión es más débil. Así que, según el Ayurveda, tras la puesta de sol deberíamos evitar los alimentos sin cocinar (y aun más si tu dosha es Vata o Kapha).


En cualquier caso, decidí que eso no me iba a impedir disfrutar de mis raciones diarias de verduras. Así que he creado esta ensalada, que mezcla ingredientes crudos y cocinados, con hierbas y especias para ayudar a la digestión.

Se come tibia, es reconfortante y te sacia, no como las típicas ensaladas de lechuga y tomate (que yo, personalmente, detesto).


Para sumar un poco más de sabor y proteína le añadí unas semillas de calabaza y algo de queso feta. Para los que no consumís lácteos, también lo he probado con queso vegano y está igual de rico (o incluso más).


Si te gusta esta receta no te olvides de compartirla, dejarme un comentario, subir una foto a Instagram y etiquetarme como @iambelemgarcia y el hashtag #VidaTula ¡Me encantaría ver esas maravillosas ensaladas!


Ensalada de calabaza asada


Ingredientes


(2 raciones como primer plato, 4 como acompañamiento)


Ensalada


500 g de calabaza para asar o calabaza cacahuete

1 cebolla


1 t de tomates cherry

2 t de hojas verdes mixtas (yo usé una mezcla de canónigos y rúcula)


1/4 t de semillas de calabaza tostadas (o tu fruto seco preferido)


1/4 t de aceitunas Kalamata, picadas

100 g de queso feta, queso de cabra o vegano


Romero



Aliño:

2 Cdas de vinagre balsámico

1 Cda de aceite de oliva virgen extra


1 cdta de mostaza Dijon a la antigua


1/2 cdta de hierbas provenzales


1/2 cdta de miel o sirope de arce (opcional)

Sal y pimienta al gusto



Preparación


  1. Precalienta el horno a 200ºC (350F). Retira las semillas de la calabaza y córtala en trozos de unos 2 cm. Corta la cebolla en rodajas no muy gruesas.

  2. Coloca las verduras en una bandeja para horno y rocíalas con un poco de aceite de oliva, romero, sal y pimienta.

  3. Ásalas hasta que estén tiernas (alrededor de 40 min). Los últimos 5 minutos de cocción, añade los tomates cherry.

  4. Prepara el aliño mezclando todos los ingredientes en un bol o frasco pequeño. Ajusta los sabores al gusto.

  5. Coloca las hojas verdes en un bol grande. Añade la calabaza, la cebolla y los tomates cherry. Termina con las aceitunas, las semillas de calabaza (o frutos secos) y el queso feta (o vegano).

  6. Rocía con el aliño, mezcla bien y sirve la ensalada tibia o a temperatura ambiente.


Sígueme en Instagram

  • Blanco Icono de Instagram

Únete al movimiento

#vidatula

No te quedes atrás

Suscríbete a mi newsletter para recibir contenido exclusivo

© 2020 Belem García  |  Todos los  derechos reservados  |  Términos y Condiciones