Crackers de semillas de girasol


Unos crackers crujientes, sin harina y sin gluten. Hechos con semillas de girasol y de chía, son veganos, bajos en hidratos de carbono y aptos para dietas keto y paleo. Un snack o aperitivo delicioso que se puede comer solo o acompañando a tus dips favoritos, como hummus, mutabal o guacamole.




Me encantan los crackers crujientes. Comerme un bol entero con hummus, guacamole, Mutabal, chutney, lo que sea. Es mi forma favorita de darle un toque de alegría y diversión a cada comida.


Sin embargo, siempre ha sido difícil encontrar un cracker sin gluten que sea realmente saludable (es decir, sin harinas refinadas, aceites, potenciadores del sabor, etc.) y con la textura adecuada.


Porque a mí me gustan mis crackers muy, muy crujientes, para que combinen perfectamente con la cremosidad de los patés. Si no, ¿qué sentido tiene la vida?


Por suerte, he dado con la receta perfecta. Súper crujientes, con sabor pero no demasiado, para no enmascarar el dip. También son libres de cereales (y, por tanto, ¡sin gluten!), bajos en carbohidratos y altos en proteínas.


Fáciles, rápidos y hechos con ingredientes asequibles, porque sé que a veces todo lo sin gluten / sin cereales puede ser un poco caro. Y yo no quiero que te arruines por hacer mis crackers. Ya que estoy segura de que una vez que los pruebes, harás una bandeja CADA SEMANA.


En serio, yo no puedo vivir sin ellos. Son deliciosos para untar y mojar en cualquier paté, aunque a mí me encantan solos, sobre todo como snack para llevar cuando viajo.

Prueba estos crackers y te prometo que tu vida nunca volverá a ser la misma. No olvides dejarme un comentario y publicar una foto de la receta (etiquetándome como @iambelemgarcia y el hashtag #VidaTula. ¡Feliz dipeado!




Crackers de semillas de girasol


Ingredientes

Para 24 crackers (según el tamaño)

2 t de semillas de girasol molidas


1/2 cdta de sal


2 Cdas de semillas de chía


1/2 t de agua


1 Cda de aceite de oliva virgen extra


Preparación


  1. En un bol grande combina las semillas de girasol, sal y chía.

  2. Agrega el agua y el aceite, y mezcla hasta obtener una bola de masa. Es posible que tengas que dejarlo reposar durante unos minutos, para que la chia absorba el líquido y lo aglutine todo.

  3. Precalienta el horno a 180ºC (356 F). Forra una bandeja con papel de hornear.

  4. Estira la masa en un rectángulo de 5mm de grosor. Con un cuchillo afilado corta los crackers en rectángulos.

  5. Con cuidado pásalos a la bandeja y hornéalos durante 8-10 minutos, o hasta que estén ligeramente dorados y crujientes. Es importante ir revisándolos, para que no se quemen.

  6. ¡Listos para disfrutar de la manera que quieras!


Sígueme en Instagram

  • Blanco Icono de Instagram

Únete al movimiento

#vidatula

No te quedes atrás

Suscríbete a mi newsletter para recibir contenido exclusivo

© 2020 Belem García  |  Todos los  derechos reservados  |  Términos y Condiciones