Albóndigas veganas en salsa de setas y trufa


Unas albóndigas vegetales súper jugosas, sobre un cremoso puré de coliflor y con una salsa de setas y trufa. Un plato principal ideal para Navidad o para una acogedora cena de invierno. Vegano, bajo en carbohidratos y sin gluten.




Esta receta es perfecta para esos invitados o familiares omnívoros que son un poco escépticos con la comida de origen vegetal.

A veces, la gente es reacia a probar platos veganos porque piensa que son insípidos o muy raros. Por eso, la mejor manera de animarlos a probarlos es hacer recetas que les resulten familiares.


Estas albóndigas veganas son perfectas para ello. No solo porque están tan ricas como las tradicionales, sino también porque son más sanas y fáciles de digerir. Yo he usado albóndigas veganas de compra, pero también puedes hacerlas en casa.

No le he añadido nata a la salsa, y he sustituido las patatas por coliflor en el puré para que el plato fuera sin lácteos y bajo en carbohidratos. Por tanto, es también es una receta ayurvédica, porque sigue las reglas de combinación de alimentos. ¡Todo son ventajas!


Además, están aún más ricas de un día para otro, así que puedes guardarte las sobras en la nevera y comértelas al día siguiente sin problema.

Tanto si quieres tener una Navidad vegana como si quieres incorporar más vegetales a tu dieta, este plato no puede faltar en tu mesa. ¡Te garantizo que a todos les encantará!

¿Busca más recetas festivas? Entonces también puede que te interesen:


Si te gusta esta receta tanto como a mí, por favor, ¡házmelo saber en los comentarios! Pruébala, compártela y publica una foto en Instagram, etiquetándome como @iambelemgarcia y con el hashtag #VidaTula. ¡Me encantaría ver el resultado!

 

Albóndigas veganas en salsa de setas y trufa


Ingredientes


(4 personas)


Para el puré

1 coliflor mediana

1 Cda. de mantequilla, margarina o aceite de oliva

1/8 cdta. de nuez moscada

Sal, pimienta

Un poco de leche (vegetal o animal)

Para la salsa


1 cebolla grande

1 diente de ajo

450 g de setas congeladas

1 lata de leche de coco

1 Cda. de salsa de soja (si no tienes, añade algo más de sal)

2 Cdas. de tahini ( o cualquier mantequilla de frutos secos sin azúcar)

2 cdtas. de miso (opcional, pero le da un sabor más intenso)

Pizca de nuez moscada y pimienta

2 cdtas. de pasta de trufas, aceite de trufa o trufa rallada

1 Cda. de almidón de maíz (Maizena)

Albóndigas vegetales (unas 4-5 por persona)

Para servir


Perejil

Nueces troceadas



Preparación


Para el puré

  1. Lava la coliflor y córtala en ramitos pequeños. Cuécela al vapor o en un poco de agua hasta que esté tierna.

  2. Tritúrala con el resto de ingredientes hasta que quede un puré espeso pero cremoso, añadiendo más leche si lo necesitas. Rectifica de sal y pimienta si hace falta.

Para la salsa


  1. Corta la cebolla en juliana y pica el ajo. Sofríe ambos en una sartén con aceite caliente durante un par de minutos.

  2. Baja el fuego y deja que se confiten a fuego lento. Una vez cocinados, sube el fuego y añade las setas.

  3. Cuando hayan soltado todo el agua y estén tiernas, baja el fuego y añade la leche de coco, la salsa de soja, el tahini (o mantequilla de frutos secos), el miso (si lo usas), la pasta de trufa, la nuez moscada, sal y pimienta.

  4. Disuelve la cucharada de almidón de maíz en dos dedos de líquido (agua o leche). Añádelo a la salsa y cocina hasta que espese. En caso de que quieras la salsa algo más espesa, añade más cantidad de almidón de maíz y sigue el mismo procedimiento.

  5. Dora las albóndigas en una sartén con un poco de aceite. Pásalas a un plato forrado con papel absorbente y escurre el exceso de grasa.

  6. Añade las albóndigas a la salsa y cocínalas durante un par de minutos para absorban el sabor.

Para servir

1. Coloca una base puré en el plato. Añade unas 4-5 albóndigas por persona y un poco de salsa por encima.

2. Decora con perejil picado y nueces troceadas. ¡A disfrutar!