Introducción al Ayurveda


El Ayurveda es uno de los pilares del Movimiento Tula, junto con el Yoga y la dieta Mediterránea. Su visión de salud holística me ha ayudado a entenderme de una mejor manera y a sanar mis problemas de salud. ¿Tienes curiosidad por saber más sobre esta ciencia? ¡Sigue leyendo!





¿Qué significa Ayurveda?


El Ayurveda es un sistema de medicina indio con más de 5000 años de antigüedad. El término proviene de las palabras sánscritas Ayur- , que significa vida, y Veda-, que significa conocimiento o sabiduría.


Sin embargo, yo me quedo con este último significado. Y es que, tal y como me enseñaron en India, “el conocimiento es información que proviene del exterior, es una ilusión. Mientras que la sabiduría proviene de dentro”.


Por tanto, yo prefiero definir al Ayurveda como la “sabiduría de la vida”, algo que todos poseemos en nuestro interior y al que podemos acudir de manera intuitiva. Porque aunque la posibilidad sea mínima, el cuerpo tiene el poder de sanarse a sí mismo.

Una visión de salud holística

El propósito del Ayurveda es sanar el cuerpo para que podamos experimentar la liberación (o Samadhi, que es también el objetivo final del yoga).


Para conseguirlo se basa en el equilibrio de cuerpo, mente y espíritu, enseñándonos a vivir de acuerdo a nuestras necesidades únicas y en sincronización con los ritmos de la naturaleza.

Ofrece un enfoque de salud holística porque ve a la persona como un todo, en lugar de como un conjunto de partes aisladas. Para el Ayurveda, un desequilibrio en el cuerpo es la expresión de un desequilibrio en la mente.


Por ejemplo, si sufres de sobrepeso (desequilibrio físico) quizás deberías pensar en qué emociones te estás guardando para ti mismo/a, o por qué estás tan apegado/a a ciertos sentimientos, personas o cosas materiales.


El hecho de no expresar las emociones y negarse a dejarlas ir se manifiesta en el cuerpo como un aumento de peso. Es decir, al igual que tú te guardas el rencor, los celos o el miedo, el cuerpo se “guarda” los kilos.


Por esa razón se utilizan distintas técnicas para devolvernos el equilibrio, como la comida, el ejercicio, el sueño, la gestión de las emociones, la carrera profesional e incluso las relaciones, ya que todo está conectado.



Los doshas Ayurvédicos


Como he mencionado antes, el Ayurveda trabaja muy de cerca con la naturaleza y la Tierra. Por eso afirma que los cinco elementos (espacio, aire, fuego, agua y tierra) forman el mundo entero, tanto las cosas que vemos como las que no.


De acuerdo con esto, dichos elementos también se encuentran dentro de nosotros, creando nuestros rasgos físicos y mentales. La combinación de estos elementos es lo que conforma los doshas: Vata, Pitta y Kapha.


Vata se compone de éter (o espacio) y aire. Pitta está formado por fuego y agua, mientras que Kapha se compone de tierra y agua.


Todos nacemos con estos tres doshas, ya que cada uno se encarga de una función específica en nuestro cuerpo. Todos están relacionados, y un desequilibrio en uno de ellos afecta también a los demás.


Sin embargo, no todos tenemos las mismas cantidades de cada dosha. En primer lugar tenemos lo que se conoce como dosha permanente (Prakriti). Esta es nuestra naturaleza, el tipo de energía con el que nacemos, que predomina en nosotros y no puede cambiar.


En segundo lugar tenemos los sub-doshas (nuestro Vikruti). Este es el dosha del que tenemos mayor cantidad después del dosha principal (por ejemplo, yo soy Vata-Pitta).


Este dosha puede cambiar a lo largo del tiempo, debido al estilo de vida, alimentación, trabajo o lugar de residencia. Es decir, si yo me mudo a un país donde el clima es muy caluroso quizás experimente un desequilibrio Pitta, e incluso podría físicamente parecer y sentirme como una Pitta. Sin embargo, mi verdadera naturaleza siempre será Vata.


Por último, si todos los doshas aparecen en la misma proporción en alguien se dice que esa persona es tridoshica. Aún así, llegar a este equilibrio es muy difícil, ya que se dice que es el estado que alcanzan los yogis tras años y años de práctica.


Si quieres saber qué porcentaje de cada dosha tienes te animo a que hagas mi test de Ayurveda.


“El Ayurveda es una ciencia viva -se adapta al lugar, tiempo y necesidades del individuo” - Sahara Rose


Ayurveda y medicina occidental


El Ayurveda y la medicina occidental no son incompatibles. De hecho pueden (y deberían) trabajar en conjunto, ya que se complementan mutuamente.


La medicina ayurvédica es preventiva, lo que significa que trabaja para alcanzar el bienestar de la persona y evitar las enfermedades antes de que aparezcan.


Así, en vez de solo tratar los síntomas sin preguntarse qué los ha ocasionado, el Ayurveda trata la causa de la enfermedad desde un enfoque holístico.



La medicina occidental, por el contrario, es sintomática. Se centra en tratar las las manifestaciones de la enfermedad, pero no investiga las razones de por qué ha aparecido.


La medicina tradicional no establece ninguna relación entre los síntomas físicos y otros aspectos de la persona, tales como emociones, hábitos o pensamientos, algo que es clave en Ayurveda. Sin embargo, es extremadamente útil en el tratamiento de heridas físicas o problemas de salud severos.

Por esta razón, deberíamos combinar ambas. Es decir, usar Ayurveda en nuestro día a día para mantener el estado de salud y prevenir enfermedades, y la medicina occidental en caso de que necesitemos tratar una herida o síntoma grave.

En resumen

El Ayurveda no es una dieta, religión ni serie de normas que obedecer. En palabras de Sahara Rose, escritora y nutricionista ayurvédica, “el Ayurveda es una ciencia viva -se adapta al lugar, tiempo y necesidades del individuo”.


No hay un único enfoque que funcione para todos ya que, tu dosha, tus desequilibrios actuales, el estilo de vida e incluso el lugar donde vives determinan los alimentos que tienes que consumir, así como los hábitos saludables que debes adquirir.


Es por eso que es tan importante entender y satisfacer tus necesidades únicas, para poder alcanzar el equilibrio y convertirte en tu mejor versión.



¿Te gustaría averiguar si eres Vata, Pitta o Kapha? ¡Descúbrelo con mi test!


Y si quieres conocer las mejores prácticas para equilibrar tu dosha, lee mi post "Consejos para equilibrar tu dosha Ayurveda".


Sígueme en Instagram

  • Blanco Icono de Instagram

Únete al movimiento

#vidatula

No te quedes atrás

Suscríbete a mi newsletter para recibir contenido exclusivo

© 2020 Belem García  |  Todos los  derechos reservados  |  Términos y Condiciones